Mi Otra Mitad

by Vendaval

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    Descarga inmediata de los 10 temas del álbum en FLAC (compresión sin pérdida de calidad), MP3 de alta calidad o casi cualquier otro formato que pueda desear. Con libreto original en formato digital, imágenes en alta resolución y dos videoclips.
    Todo por 2,99€, ¡un precio inigualable!
    (Recomendamos su descarga en FLAC para obtener la mejor calidad de sonido).
    Purchasable with gift card

      €2.99 EUR  or more

     

  • Full Digital Discography

    Get all 5 Vendaval releases available on Bandcamp and save 15%.

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality downloads of Por el Tiempo, Estigmas, Mi Otra Mitad, Arba'a, and Vendaval. , and , .

    Purchasable with gift card

      €12.71 EUR or more (15% OFF)

     

1.
Hace tiempo atrás te prometí una canción. Quizás ya no te acuerdes porque el destino nos separó. Sigo estando aquí y recuerdo cada día aquellos tiempos de infancia que ya jamás volverán. Sé que estás en un reino de cristal, donde al fin nace tu felicidad. No hay fronteras que nos puedan separar, porque tú eres mi otra mitad. Tantos años llenos de ilusión, entre libros, sin apenas ver el sol de las mañanas... y hoy al fin tu sueño se cumplió. Tienes que dejarme presumir de llevar tu misma sangre, déjame ser tu profeta en la tierra puesto que el cielo se te concedió. Sé que estás en un reino de cristal, donde al fin nace tu felicidad. No hay fronteras que nos puedan separar, porque tú eres mi otra mitad. Sólo ahora, con esta canción puede hablar mi corazón. Me di cuenta de todo lo que perdí cuando ya no estabas aquí. Sé que estás en un reino de cristal, donde al fin nace tu felicidad. No hay fronteras que nos puedan separar, porque tú eres mi otra mitad.
2.
Vuelve a llover, en tierras ya antes manchadas con sangre de libertad. Vuelve a nacer, un demonio que borra a su paso el llanto de la verdad. Eres el agua de un pueblo con sed, eres el fuego que quema el poder. Sueño otra vez tu rostro impasible ante el miedo luchando por obtener la libertad de aquellos que sudan la tierra y no tienen para comer. Eres el agua de un pueblo con sed, eres el fuego que quema el poder. Muerte al alba, pero aún vivir en los corazones de los que luchan por tus convicciones te hace ser inmortal. Aún se escucha tu voz resonar entre las montañas las que años atrás fueron tus aliadas para encontrar la libertad. Al fallecer veo que mi sangre es roja y mi corazón también lo es. Mi caminar de Bolivia al cielo y del cielo también me quieren expulsar. Sigues siendo la fuerza y la fe, eres el fuego que quema el poder. Muerte al alba, pero aún vivir en los corazones de los que luchan por tus convicciones te hace ser inmortal. Aún se escucha tu voz resonar entre las montañas las que años atrás fueron tus aliadas para encontrar la libertad. Vuelvo a caer y aunque de rodillas me muera mi corazón seguirá en pie. Sin decaer hasta la victoria siempre he gritado y siempre lo haré. Sigues siendo la fuerza y la fe, eres el fuego que quema el poder. Muerte al alba, pero aún vivir en los corazones de los que luchan por tus convicciones te hace ser inmortal. Aún se escucha tu voz resonar entre las montañas las que años atrás fueron tus aliadas para encontrar la libertad.
3.
En la ventana mirando está busca una luz que le pueda aclarar una vida pasada que nunca podrá recordar. Miles de extraños diciendo estar siempre a su lado queriendo ayudar. Cientos de historias que olvidará, el tiempo y su mente las devorarán. Toda una vida que nunca podrá recordar. Quiere despertar de la soledad y todos sus miedos matar. Quiere comprender lo que un día fue ganarle al olvido ésta vez la oportunidad de ser él un día más. Cree que la muerte llamando está, ú ltimos días o muchos quizá. Se le escapan las horas y no las podrá recordar. Miles de caras rodeándole, rostros extraños llorando por él. Un alma en pena buscando está una razón para continuar. Cierra los ojos, ahora puede recordar. Quiere despertar de la soledad y todos sus miedos matar. Quiere comprender lo que un día fue ganarle al olvido ésta vez la oportunidad de ser él un día más.
4.
Fue en una noche de muertos. Quiso el destino hace tiempo atrás que se perdiera en el bosque la dama que a un pobre poeta robó el corazón. Cerca ya de medianoche el hombre impaciente en su busca salió, hallando el cuerpo de su dama sin vida y sin alma a la que declararle su amor. Cuentan las gentes de ese lugar que la compaña a la dama encontró y se la llevó. Santa compaña, llévame a mi también, es un frío destino vivir si ella no está junto a mí. Prefiero morir, prefiero morir. Dio sepultura a su dama y de rodillas al cielo juró ser víctima de la compaña, " No me importa morir mientras la vuelva a ver". Fueron pasando los días y el triste poeta encerrado esperó la noche de los difuntos en la que se armó de valor y hacia el bosque partió. Sólo seguía a su corazón y en el lugar donde ella murió, allí le esperó. Santa compaña, llévame a mi también, es un frío destino vivir si ella no esta junto a mí. Prefiero morir, prefiero morir. Pobre condenado a muerte decían las gentes al verle pasar. Pero el hombre sonreía, por fin con su amada estará toda la eternidad.
5.
Cuando era niño mi madre me contó la historia de un hombre que murió. Fue en un frío día, el otoño le llevó a hacer compañía a Dios. Cielo gris y luna negra porque ese día hasta el viento lloró la ausencia de tu vida y de tu amor. A la sombra del ciprés se entierran recuerdos y sueños del ayer. A la sombra del ciprés, testigo en silencio del tiempo, y tal vez te pueda ir a cantar esta humilde canción a la sombra del ciprés. Como pasa el tiempo... pero no hay ningún día sin que alguien me cuente cosas sobre ti. Miro al firmamento y pregunto a las estrellas acerca de los tiempos que han de venir. Siempre la misma respuesta dicen que al cielo te vas al morir y espero que no mientan sólo por ti. A la sombra del ciprés se entierran recuerdos y sueños del ayer. A la sombra del ciprés, testigo en silencio del tiempo, y tal vez te pueda ir a cantar esta humilde canción a la sombra del ciprés.
6.
Ya no respiraba en la cruz y un soldado se le acercó "Que baje a salvarte tu dios, que yo tengo a mi propio señor". Alzó su mortal estandarte y ahondó con su hierro a Jesús, la sangre de Cristo brotó y la lanza en reliquia erigió. Desde entonces fue la obsesión de todo rey y emperador poseerla sería la gloria, invencible ante el mundo y ser Dios. Su leyenda creció a lo largo del tiempo, muchos fueron los hombres que un día quisieron probar su poder. En tu filo forjaste el destino de la humanidad. Fuiste bañada en la sangre de cristo, por ti matarán. Puede que alguien te quiera volver a aclamar el tiempo nos lo dirá. Durante siglos pasaste de mano en mano como la falsa moneda. Fuiste fiel a Carlomagno, a Napoleón ayudaste a alzarse emperador. Desde entonces fue la obsesión de todo rey y emperador poseerla sería la gloria, invencible ante el mundo y ser Dios. En tu filo forjaste el destino de la humanidad. Fuiste bañada en la sangre de cristo, por ti matarán. Puede que alguien te quiera volver a aclamar, el tiempo nos lo dirá. Al fin la dejaron dormir y la lanza en silencio esperó. Un día Polonia tembló y en las manos del odio se alzó. Que rece quien sepa rezar que la lanza aún nos puede llevar a nuestra total destrucción si algún loco la va a despertar. Desde siempre fue la obsesión de todo rey y emperador poseerla sería la gloria, invencible ante el mundo y ser Dios.
7.
8.
Fuego se alza allende el mar madre, parto a luchar. Niños llorando en la oscuridad la guerra es su segundo hogar. Nadie quiere morir. Algunos quieren matar, luego reir, luego brindar. Llevo tu risa en mi corazón el viento me deja oir tu voz. Hoy disparé sin ninguna razón, madre te pido perdón. El hombre me pidió clemencia llevaba en sus manos una foto cuando en mis brazos murió. Madre el próximo puedo ser yo. Madre ya soy asesino, te pido perdón. En sus ojos vi las lágrimas de un hermano. Que Dios castigue mi ser por manchar con su sangre mis manos. Nunca mi conciencia me permitirá mirar al pasado sin llorar. Madre, prefiero morir aquí con esto no puedo vivir. ¿Quién tiene en sus manos mi destino? ¿ Quién es el que decide quiénes vamos a la guerra a morir?
9.
04:32
Vives en un mundo artificial. Sufre, sólo de paso estarás, y así engañarán a todos los fieles que un día entenderán que su lealtad es un alto precio que nunca podrán disfrutar. Hablas, mientes y crees predicar. Juzgas para poder condenar a aquellos que son felices si tienen distinta opinión. Me crees pecador mas siglos de historia demuestran que tu eres peor. No creo en tu dios ni en el cielo ni tampoco en el infierno. Tus hijos están cansados de tanto comprar la eternidad. Lucho por a los míos ayudar. Sangre, ese es el precio a pagar y no bastará pues es el dinero el que ha de comprar el santo perdón de aquellos que tienen para comprar su salvación. No creo en tu dios ni en el cielo ni tampoco en el infierno. Tus hijos están cansados de tanto comprar la eternidad. Miro al cielo y puedo ver mil estrellas a mis pies, pero sabré que allí nunca llegaré. Lucharé por mil locuras, lucharé por mil mentiras, pero esta no, te lo digo porque yo no creo en tu dios ni en el cielo ni tampoco en el infierno. Tus hijos están cansados de tanto comprar la eternidad.
10.
Vivo junto a la mar y me cuenta historias sobre lugares que los hombres matarían por conocer. En mi soledad soy guardián del faro, brava la mar un buen día acercó una nave hasta aquí. Puedes vivir con la fe de que hay otro mundo mejor. Vive el momento y si intentas pasar la frontera ten en cuenta que igual no hay nada allí. Tiempo yo viajé en la nave blanca viendo las tierras de los sueños, los misterios y el placer. Fue mi corazón ciego de avaricia el que llevó mis deseos de conquista hasta el final. Lo que vi nunca voy a poder olvidar. Sigo aquí, solitario en mi faro y jamás he vuelto a ver a la nave volver.

about

Mi Otra Mitad es el segundo álbum de Vendaval y continúa fielmente la línea trazada con el primer trabajo, pero con una producción muy superior. Es en este álbum donde se cosechó el mayor éxito de la banda «Muerte al Alba».

credits

released March 1, 2005

Técnico de sonido: Dani Sevillano
Producción: VendavaL y Dani Sevillano
Portada, diseño y maquetación: Daniel Castaño Mariño
Fotos: Pedro "Rocky" Martínez
Fernando usa: DW, Gibraltar, Evans y Zildjian

Guitarras eléctricas y españolas: Luis Fernández "Wisy"
Bajo: Miguel Fernández
Batería y Percusiones: Fernando Argüelles
Voz: Txema Trinidad

Ramón Lage: voz y coros en "La Nave Blanca" por cortesía de AVALANCH. Grabado en los estudios Bunker (Posada de Llanera) el 13-8-04
Ruth: voz y coros en "Carta de un Soldado" por cortesía de Luna
Rabax: voz y coros en "Muerte al Alba" por cortesía propia
Carlos Suárez: solos de guitarra en "A la Sombra del Ciprés" por necesidad nuestra
Dani Sevillano: 2º solo en "Rostros Extraños" por güevos

Grabado, mezclado y masterizado en los estudios Eclipse (Oviedo), durante Julio y Agosto de 2004 www.estudioseclipse.com

A todas las personas que trabajaron en este proyecto y lo hicieron posible.

Este disco está dedicado a la memoria de Héctor Álvarez Álvarez (1971 - 2004)

license

Some rights reserved. Please refer to individual track pages for license info.

tags

about

Vendaval Gijón, Spain

contact / help

Contact Vendaval

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Vendaval, you may also like: